Social commerce, ¿por dónde empezar?

Qué duda cabe que la compra siempre ha sido social. Nos sorprende descubrir, una vez tras otra, aquello que ha formado parte de nuestro comportamiento más habitual. Nuestras necesidades pueden haber cambiado en el tiempo (el consumidor de siglo XIX tenía otras prioridades).  Es más, dependiendo del entorno y posibilidades mis necesidades pueden ser diferentes a las tuyas pero siempre, sean cuales sean estas, hemos empleado a quienes tenemos más cerca para descubrir la mejor manera de satisfacerlas.
Hubo un tiempo en que las marcas eran quienes nos decían qué debíamos poseer o comprar y muchas veces nos conformábamos con su consejo (es curioso cuánto hemos confiado en ellas) aunque escucháramos, preguntáramos o nos fijáramos en nuestros amigos o vecinos para que nuestras decisiones fueran más acertadas. Al fin y al cabo son nuestras necesidades y procuramos que nuestras decisiones impliquen el menor riesgo y coste.
Hasta ahora, nuestro círculo de referencia podía ser mayor o menor pero aun y así era limitado.
Cuando abordamos el Social commerce lo primero que descubrimos es que en la actualidad algo ha cambiado: el acceso a la información y su cantidad crece y fluye sin apenas barreras. Nuestro círculo de referencia puede ser tan amplio como queramos y además… hemos dejado de confiar en las marcas (aunque no en todas).
Podemos consultar en internet, en las redes sociales, y siempre encontraremos un comentario, una opinión que ayudará o matizará nuestra toma de decisiones. Y este simple hecho, por sí solo, está revolucionando la forma en la que tomamos nuestras decisiones de compra. Incorporando, a partir de ahora y de manera preponderante, lo que nos dice la red.
Tomar conciencia de este hecho (aunque algunos consideren que es de sobra conocido) no es suficiente pero sí necesario para empezar a entender cuál será el comportamiento de nuestros potenciales clientes ahora y en el futuro inmediato y derivará en las múltiples estrategias que deberemos llevar a cabo para lidiar con esta nueva realidad.

Os dejo un link a ZMOT Ganando el momento cero de la verdad de Jim Lecinski para Google

Anuncios

Abierto las 24 h.

"nuevos formatos retail"

Siguiendo la tendencia del supermercado virtual en el metro, unos grandes almacenes del Reino Unido (John Lewis) han puesto en marcha su primera tienda virtual. Los almacenes utilizan un innovador escaparate en el que aparece una selección de productos con los códigos QR al lado de la imagen. Estos códigos pueden ser escaneados por un móvil y hacer la compra las 24 horas.

Si realizas la orden de compra antes de las 19:00 h. tu compra estará lista en la tienda a partir de las 14:00h. del día siguiente.

Se han incluido una selección de los Top 30 productos favoritos de estas Navidades. La tienda virtual estará en funcionamiento durante el mes de diciembre.

Es eslogan es sencillo

Click on johnlewis.com today, collect at Waitrose tomorrow

Vía: PSFK

Un supermercado en el andén

Las compañias están esforzándose para aumentar las ventas ofreciendo a los consumidores formas más convenientes para realizar sus compras.

La cadena Tesco fue la primera en ponerlo en práctica en Corea del Sur. Home Plus -nombre local de Tesco- utilizó esta estrategia para contrarrestar la mayor presencia de establecimientos de su competidor E-Mart y las dificultades para llevar a cabo nuevas implantaciones.

Ahora P&G ha colocado tiendas virtuales en las principales estaciones de metro de Praga.

Según P&G además de productos innovadores, quiere también ofrecer a sus clientes experiencias de compra innovadoras y considera que este avanzado concepto de compras será un éxito en el ajetreado mundo de hoy.

¿Cómo funciona?. Los consumidores capturan los códigos QR de los artículos que quieren comprar con sus smartphones y envían sus órdenes. Los usuarios reciben un mensaje para confirmar dicha compra e información sobre cuando se efectuará la entrega en su domicilio, todo mientras se espera la llegada del próximo tren.

Es un concepto interesante que consiste en convertir las vallas publicitarias en supermercados virtuales gracias a aplicaciones móviles y lectores de códigos QR. Todo ello para conseguir una mayor presencia y notoriedad. Además de facilitar la compra a los consumidores y ofrecerle nuevas experiencias.

Última noticia: El supermercado virtual ya está en España