¿Qué son las promociones de responsabilidad social empresarial?

Las promociones son una estrategia de marketing destinada a incrementar el conocimiento del producto, la fidelidad del cliente, la competitividad y en resumidas cuentas, las ventas. Las promociones de marca se utilizan no solo para mostrar lo que nos hace diferentes y lo que está a la venta sino también para mantener una imagen “viva” de nuestra marca en la mente de los consumidores.

Uno de los objetivos principales de las promociones de marca es aumentar la conciencia de marca, que es una medida de si la gente sabe acerca de nuestros productos o servicios y la filosofía de nuestra empresa.

Dos ideas básicas a tener en cuenta son que la gente no puede comprar lo que no sabe que existe y que las promociones deben centrarse en elementos que puedan resistir el paso del tiempo… aunque muchas de ellas solo se basan en lo que está sucediendo en su mercado en la actualidad (baja nuestra cuota de mercado, lanzamiento de un producto de la competencia, poca exposición en el lineal, etc.).

Podemos comunicar nuestras promociones a los consumidores de diferentes formas. Desde los medios tradicionales (off-line) hasta los nuevos medios como internet y las redes sociales (on-line). En uno y otro caso la repetición es esencial para la creación de conciencia. En muchos casos, las empresas utilizan varios métodos para ser más eficaces. Se trata de “bombardear” al público con la esperanza de que con el tiempo y la repetición podamos conseguir dar a conocer lo que está a la venta y lo que nuestra compañía representa. Dada la cantidad de información que recibe cualquier consumidor, puede tomar tiempo ver los efectos completos de una campaña.

Pero la conciencia por sí sola no es suficiente para que alguien compre. Las marcas tienen que demostrar que pueden dar algo que no obtenemos con otras marcas o hacer algo diferente a las demás. En marketing se habla de la USP -Proposición Única de Venta-. Con una USP clara, los compradores son capaces de observar esas diferencias y hacer comparaciones correctas para, finalmente, tomar una decisión sobre qué servicio o producto comprar. No podremos incrementar las ventas de un buen producto frente a uno mediocre si no hacemos hincapié en las características que lo hacen diferente.

Otro de los motivos por el que las empresas utilizan las promociones de marca es para ayudar a incrementar la fidelidad de sus clientes. Si la marca puede mostrar bien sus productos o servicios y hacer que los clientes vean su USP, estos probablemente tengan una buena experiencia de compra. Esa experiencia de compra puede hacer que el cliente quiera comprar de nuevo y vea nuestra marca como la opción preferida debido a los beneficios que percibe en comparación con otras marcas, quizás más económicas.

Una vez creada una buena imagen, no podemos bajar la guardia. Nuestra competencia está sacando contantemente nuevos productos (y es probable que nuevas promociones) y esto puede influir en cómo la gente ve nuestra marca, por lo que constantemente hemos de estar evaluando el mercado. Si vemos que algún producto o línea flojea revisaremos nuestra USP y desarrollaremos nuevas acciones.
La reorientación completa de la marca es muy difícil porque la gente no olvida fácilmente su primera reacción con la marca. Por tanto, cuando ejecutamos una promoción de marca debemos tener un enfoque orientado al futuro. Tenemos que encontrar un enfoque para la imagen de nuestra marca que la empresa pueda mantener en un largo periodo de tiempo y esto requiere tener una buena visión de futuro.

Siendo todos estos puntos esenciales en una promoción, creo que las promociones de responsabilidad social empresarial (promociones por una buena causa) pueden cumplir con creces todos los requisitos necesarios para convertirse en promociones de marca exitosas.

A pesar de que hay quien no ve con buenos ojos el apoyo a estas causas con fines comerciales, los beneficiarios suelen estar satisfechos. Que las marcas y empresas se comprometan con determinadas causas puede ayudarles a que el público tome conciencia de su existencia, vea sus características diferenciales y consiga clientes fieles.

¿Estás de acuerdo?

He incluído en el artículo algunas campañas por si te sirven de inspiración. Estas y otras puedes encontrarlas en EspokMASR

Los programas de fidelización: más allá de las tarjetas de plástico

"smartphone y fidelización"

Los clientes están utilizando cada vez más sus dispositivos móviles para satisfacer sus necesidades de compra. La comodidad, la posibilidad de explorar diferentes opciones y elegir la mejor oferta rápidamente, así como la interacción en tiempo real son algunos de los factores que impulsan el creciente uso de los Smartphones. Los consumidores móviles quieren tener la capacidad de elegir la hora, el lugar, el producto y el modo de pago al ir de compras. Facilidad, acceso a información relevante, ofertas innovadoras, interacción y comprensión del comportamiento de compra son algunas de las expectativas que los nuevos consumidores esperan de los comercios.

El comercio minorista tradicional está siendo lento en adoptar los canales móviles y sociales. Sobre todo si tenemos en cuenta que los grandes actores del ecommerce están haciendo importantes movimientos para reducir la brecha entre el comercio on-line y el off-line y sus esfuerzos se focalizan en obtener una mayor participación en el gasto de los clientes objetivo ofreciendo un excelente servicio al cliente, una amplia gama de productos y precios más atractivos.

Nada puede ser más efectivo para enfrentarse a esta perspectiva que trabajar en la fidelidad de nuestros clientes y esto puede ser de gran ayuda para el retail.

Pero el retail debe tener en cuenta que ofrecer tarjetas de fidelización para lograr esto pronto podría ser una cosa del pasado, ya que los clientes están utilizando su dispositivo “más personal” para satisfacer sus necesidades de compra.

Con el showrooming convirtiéndose en una preocupación, la creación de aplicaciones específicas puede cambiar esta situación. Ofrecer nuevas experiencias en el punto de venta así como información pertinente sobre precios y ofertas puede convertir compradores móviles en clientes valiosos y leales. Los minoristas necesitan entender el comportamiento de compra de clientes y potenciales clientes en la nueva dimensión de la movilidad. Este conocimiento puede ayudar a crear las soluciones móviles adecuadas para hacer frente a las necesidades de un consumidor móvil antes, durante, y después de la compra.

Todo indica que necesitamos adquirir mejores capacidades analíticas para entender cuándo, dónde y cómo los consumidores pueden utilizar la información y poner en práctica el método que mejor puede funcionar: una web preparada para móviles, una APP, un mensaje de texto, una actualización de correo electrónico o cualquier otra técnica de marketing móvil.

Estoy convencido, el uso de los móviles puede facilitar la adopción de programas de fidelización. Las implicaciones son obvias, los clientes móviles quieren interactuar con sus marcas favoritas y también quieren ser recompensados por su fidelidad. Cada vez vamos a ver más comercios que despliegan estos programas ofreciendo promociones y ofertas personalizadas, mensajes “one to one” basados en la ubicación y preferencias del cliente, una comunicación de dos vías y todos, aprovechando el poder de la telefonía móvil. Por lo tanto, la fidelidad basada en el móvil, puede ser muy conveniente para el retail.

Algunas cadenas de establecimientos están considerando lanzar o relanzar sus programas de fidelización para ayudarles a reunir información para conocer a sus clientes, que es el objetivo principal de estos programas. Los costes de ejecución de un programa de fidelización han servido como excusa para su implementación pero hoy en día las soluciones de fidelización basadas en el móvil están empezando a ser bastante más asequibles y los beneficios superan con creces los programas de fidelización tradicionales.

Estos establecimientos ofrecen hoy capacidades móviles tales como: localizadores de tiendas, ofertas y promociones, atención al cliente, búsqueda de productos, presentación de catálogos de productos, carrito de compras / pagos, integración social, rich media, up-selling/cross-selling, gamificación y… regalos por registrarse.

Así que ¿por qué no mirar más allá de los programas de fidelización convencionales y las tarjetas de plástico?

Quizás te interese profundizar en estos temas:

Fidelización en el retail

La fidelidad y la experiencia del cliente

Clientes fieles y rentables ¿aún es posible?

A %d blogueros les gusta esto: