En busca de la idea perdida


Oigo continuamente la necesidad de innovar. En los medios de comunicación no hay un día en el que no aparezca un comentario o referencia. Parece ser que la crisis no ha hecho más que hacernos evidente la urgencia de esta necesidad.

Es probable que sea la tan esperada solución a los problemas que estamos sufriendo en nuestro continente. De lo que sí estoy convencido es de que ahora, como nunca antes, disponemos de las herramientas necesarias para acelerar ese proceso y quien sepa utilizar y manejar este entorno abierto y colaborativo que nos ofrece internet y las redes sociales, podrá adaptarse mejor a los cambios que se presentarán en el futuro.

Estas mini vacaciones de Navidad me han permitido leer dos libros cuya temática hace referencia a la creación y desarrollo de nuevas ideas. La “Historia intelectual del siglo XX” de Peter Watson (autor no exento de polémicas) y el libro “Las buenas ideas”, Steven Johnson (del que confieso interés en sus propuestas) .

Considero el libro de Steven Johnson un ensayo muy interesante y recomendable que aborda el proceso de creación de ideas. Para que surjan ideas -es la tesis principal del libro- éstas deben poder entremezclarse con otras, ya que el contacto entre varias posibilita su potencial para convertirse en una buena idea.

El libro de Peter Watson en cambio, más que un ensayo es un lienzo, un repaso histórico al nacimiento de las ideas. Con su lectura he podido validar las tesis de Steven Johnson. ¡Confieso que me gustaría estar en la Viena de principios del siglo pasado. Las tertulias organizadas en torno a un café debieron ser estimulantes!.

De un libro y otro deduzco que las ideas, la innovación o las tendencias no surgen de forma aislada y como por generación espontánea sino que es necesario que haya un caldo de cultivo. Un espacio donde colisionar y recombinarse. Un caldo de cultivo como el que necesito la vida para ponerse en marcha, tal como empezó a deducir Charles Darwin al escribir El origen de las especies.

Tanto uno como otro libro dedican varias páginas a la teoría de la evolución y a Charles Darwin. Steven Johnson utiliza varios ejemplos de la biología para indicarnos las similitudes entre la aparición de ideas y la teoría que nos atestigua la evolución de los más aptos.

Es curioso como una interpretación errónea de la teoría de Darwin (la ley del más fuerte) ha sido motivo de muchas calamidades y quizás nos ha llevado a la situación en la que estamos. Observo la limitación que representa esta interpretación, propia de principios del siglo XX, comparada con la nueva visión que ahora nos ofrece la ciencia. Esta nos muestra el éxito y el esplendor que produjo (y produce) la combinación, la mezcla y la colaboración.

Qué duda cabe que así como en el siglo pasado esas interpretaciones erróneas afectaron el mundo de la empresa, ahora lo que nos muestran los estudios es que la interpretación “correcta” puede ser de gran beneficio para las organizaciones en su necesidad de innovar.

Estas tesis, incorporadas al mundo de la empresa, nos indican que el gran reto de muchas organizaciones será lograr esos entornos de apertura y colaboración tanto interna como externamente. Los empleados, los consumidores, los socios, etc. deben poder interconectarse, mezclarse y compartir conocimiento e ideas. Las empresas que incentiven esos entornos probablemente alcanzarán la innovación (o la adaptación a los cambios) con mayor facilidad.

¿Hay en tu empresa algún proyecto en el cual la organización pretende crear esos espacios?

Os dejo una conferencia TED de Steven Johnson

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: