5 oportunidades para fidelizar a tus clientes

"oportunidades fidelización"

Si tienes un negocio, es probable que la mayor parte de tu tiempo la dediques a pensar en cómo conseguir más clientes. Las grandes marcas gastan millones de euros en publicidad y marketing para conseguir más ventas. Lo más curioso es que aunque la mayoría hagan todo lo posible por conseguir clientes, no todas invierten suficientes recursos para mantener los clientes que tanto esfuerzo y recursos les ha costado adquirir.

¡No cometas el mismo error!.

Las investigaciones nos dicen que el aumento de un 5% en la retención de clientes incrementa nuestras ganancias de un 25% a un 50%. La retención de clientes no implica tan solo el crecimiento de nuestros ingresos sino que también nos permite reducir los costes de adquisición.

Dicho esto, si no has destinado suficientes recursos o esfuerzos en el mantenimiento de tus clientes, céntrate en estas 5 oportunidades. Al cabo de poco tiempo verás como aumentará tu tasa de retención y la lealtad de tus clientes.

Conocer a tus clientes

El primer paso para descubrir la mejor manera de retener a tus clientes es llegar a conocerlos. Los recursos y medios a nuestro alcance son cada día mayores. El secreto está en preguntar. No te de miedo. Obtener respuestas es más fácil de lo que imaginamos. Haz preguntas que te ayuden a mantener una pequeña charla con tus clientes. Tener una conversación rápida –por ejemplo, en la caja- y tomar nota de las ideas importantes que descubres te permitirá desarrollar ofertas o lanzar campañas más efectivas. ¿Cuáles son sus productos favoritos?, ¿qué están buscando en tu tienda?, ¿quiénes y cómo son los clientes más fieles?.

También debes prestar atención al registro de tus clientes, hacer un seguimiento de su historial de compras y conocer su ubicación geográfica y características socio demográficas.

Mantén tus empleados contentos

Son innumerables los datos que confirman la vinculación que existe entre empleados satisfechos y retención de clientes. Las investigaciones también ponen de manifiesto que cuando la satisfacción del empleado fue mejorando, se produjo la mejora correspondiente en la satisfacción de los clientes.

Quizás pueda inspirarte el planteamiento de Veneet Nayar, CEO de la empresa tecnológica HCLT en su libro “Los empleados primero, los clientes después”.

Utilizar herramientas de fidelización

Dependiendo de tu negocio puedes crear programas de fidelización a través de tarjetas de puntos, descuentos o programas VIP. Crear eventos o incluso incluir la gamificación en la mezcla.

Quizás te resulte una tarea complicada crear un programa de fidelización, pero puedes llevar a cabo acciones muy simples -como enviar como una nota manuscrita o una llamada telefónica- que resultan muy efectivas. Muchos pequeños negocios piensan que ahora tan solo funcionan las redes sociales e internet y que estos métodos están en desuso, pero una vez los ponemos en práctica vemos que son acciones memorables y de gran efectividad. ¡Pruébalo!

Proporcionar un servicio al cliente excelente

Aunque tengas un gran producto o servicio no tienes garantizados clientes fieles si tu servicio es pésimo.

Ya sea que estés asistiendo a tus clientes mientras transitan por tu tienda, ayudándoles a través del teléfono o respondiendo a sus comentarios en Facebook, debes esforzarte en ofrecer un excelente servicio en todo momento.

Trátalos excepcionalmente bien y mira de construir relaciones. De esta manera, no solo estas conquistando su fidelidad y confianza, vas a impulsar el boca a boca ya que tus clientes estarán más dispuestos a compartir sus buenas experiencias con tu empresa.

Ofrecer contenido de valor

Proporciona recursos gratuitos. Debes educar a los clientes mediante tu blog, los boletines de noticias o incluso el embalaje del producto, si es posible. Debes ofrecer consejos. Si das ideas sobre cómo sacar el máximo provecho a tus productos o servicios o simplemente compartes historias que puedan inspirarles o entretenerles estas enriqueciendo la experiencia del cliente y les das razones para que vuelvan a elegir tu empresa sobre la competencia.

Establecer conexión con los clientes a través de cosas valiosas refuerza tu relación con ellos construyendo conocimiento, compromiso y fidelidad en el proceso.

¿Cómo vas a aprovechar estas oportunidades?

Cómo ampliar tu lista de emails

Contenidos para captar emails

Una de las estrategias más rentables para dirigir tráfico a nuestras páginas web y conseguir potenciales clientes es el email marketing. A pesar de muchas opiniones, ¡sigue siendo un canal eficaz!.

Pero la mayoría de pequeñas y medianas empresas tienen bases de datos en donde la mayoría de los registros son los clientes actuales, algunos colaboradores o amigos y poco más. Además, la calidad y actualización de los datos es insuficiente. Pero hablar de la calidad de los datos y cómo mejorarlos merece una entrada particular.

Para hacer de nuestras campañas de email marketing una herramienta potente y que nos ayude a alcanzar nuestros objetivos tenemos que lograr que nuestra lista de correos electrónicos crezca.

En primer lugar hemos de ofrecer algo interesante a nuestros potenciales clientes para que estén dispuestos a darnos su preciada dirección de email. Así, de pronto, quizás la tarea nos parezca complicada. Para hacerlo más sencillo, empecemos por realizar un inventario de todo el material disponible. Material que ya tenemos o que puede desarrollarse. Seguro que en la empresa encontraremos presentaciones, documentos técnicos, casos de éxito, artículos, investigaciones, videos de formación o conferencias. ¿Por qué no convertir parte de este material en un podcast, un webinar o una presentación para Slideshare?.

A continuación, debemos crear una landing page simple para descargar cada uno de estos activos y por los que vamos a solicitar el email. Debe ser sencilla, con una breve descripción de los contenidos que ofrecemos, una imagen y ​​un breve formulario. Asegúrate de proporcionar suficiente información sobre lo que van a obtener -para conseguir que el visitante se suscriba o nos de sus datos- pero no toda como para que pueda prescindir de la descarga. Cuanto menor es el número de campos requeridos para acceder al contenido, mayor puede ser la tasa de respuesta. De hecho, deberías considerar si con el nombre y la dirección de email tienes suficiente para empezar. Siempre puedes pedir como opcional el nombre de la empresa, el cargo o el teléfono. O realizar alguna pregunta clave que pueda ayudarte a segmentar la base de datos (por ejemplo, código postal). Ya tendrás tiempo de ir recabando mayor información a medida que vayas desarrollando tu relación.

Luego deberás trabajar para dirigir el tráfico de tus sitios web hacia las landing pages donde recoger las direcciones de email de tus visitas. Procura poner en los lugares apropiados estos mensajes –en tu blog, en la página de recursos, en la página de inicio- para promocionar tus ofertas de contenido. Diseña atractivos enlaces hacia tus landing page.

Promociona tu contenido a través de todas las redes sociales en donde estés presente. LinkedIn por ejemplo, es una opción particularmente viable para este propósito. Promueve las landing page que ofrecen contenidos tanto en tu perfil personal como en la página de tu empresa. Si eres miembro de algún grupo en LinkedIn, donde probablemente se encuentre tu público objetivo, promociona tu contenido a través de esos grupos. Es una forma de que el resto de participantes no consideren que con tu email estás haciendo spam. Al fin y al cabo, para obsequiar tu contenido requieres la información del contacto. Lanza varios twits con enlaces a tus landing page con hashtags sobre el tema.

Organiza tu contenido con dos objetivos. Uno, conocer los temas o áreas en las que tienes que desarrollar contenidos para cubrir ese vacio. Dos, tener tus activos de contenido en un centro de recursos o una biblioteca en tu sitio web puede servir como una fuente continua de tráfico, suscripciones a tu lista de correo electrónico y nuevos clientes.

Reutiliza los contenidos creados. Probablemente el contenido desarrollado puede serte muy útil para crear contenido en nuevos formatos. Una entrada en tu blog puede convertirse en una guía o un podcast. Un estudio puede ser la excusa para crear un webinar. Cada formato tiene sus particularidades, pero observando lo que hacen otras empresas podrás sacar ideas para adaptar tu contenido a los nuevos formatos.

Algunas empresas ya están invirtiendo tiempo en el desarrollo de contenido original de algún tipo. ¿Por qué no obtener más valor de nuestros contenidos por reutilizarlos para conseguir obtener valiosas direcciones de correo electrónico?.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.059 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: